Sexo anal Gay

 

Las fotos con el mejor sexo gratis anal entre chicos maricas, sexo anal de porno gay de lo mas fuerte, los culos mas apetecibles , los relatos mas morbosos, las camara web mas picaras o los videos mas largos

 

 Sexo anal gay porno

 Sexo anal gay exhibicionista

 Sexo anal gay maromos

Sexo anal gay sodomizacion 

 Sexo anal gay goys

 



Sexo Gratis | Sexo Gay | Fotos de sexo Gratis | Sexo Chicos

 

 

IR A LA PAGINA PRINCIPAL DE SEXO GRATIS GAY

Mini Relato:

 

REGADERAZO ACHAMPIÑONADO Él me abrazó por la espalda, dándome besos en el cuello, yo solo sentía su verga dura sobre mi culo, calentándome más

 

 

Hola mi nombre es Frank, soy bisexual, me describiré primero, mido 1.68, tengo 18 años, complexión media, ojos cafés, tez apiñonada, con un culo grande y un pene de 15 cms. Mi tío Humberto es Maduro, tiene 45 años, tez claro, ojos cafés, bigotito precioso, un pene demasiado cabezón y gordo.

Todo comienza en un parque de vacacionistas en el estado de Morelos, México. Ahí acampamos, mi familia y la de mi tío, todo iba bien, pero desde que tenia como 12 años, siempre me llamo la atención mi tío Humberto, cuando usaba su slip pegado al cuerpo y se marcaba esa preciosa cabeza sobre su bañador.

Nos quedamos en casas de campaña divididas, mi familia en una y la suya en otra, pero solo éramos tres hombres y muchas mujeres. Mi papá no entraba a la piscina, solo se quedaba dormido en el pasto y yo me metía a “nadar” con mi tío y sus hijas, pero yo solo disfrutaba de su cuerpo.

Yo no sabía nada sobre las preferencias de mi tío, ya que al estar casado 20 años con su esposa, suponía que era heterosexual, pero me equivoqué. Mi tío platicaba conmigo como si fuera su confidente, me platicaba que su esposa es una amargada y siempre me decía que ya no la soportaba, yo aprovechaba para tocarle la pierna o abrazarlo y eso a él le daba mucha confianza.

En uno de estos días que estábamos de vacaciones, yo estaba bien caliente, porque solamente estar con él, me excita. Traté de convencerlo una noche como a las 10 pm de que me acompañara a bañar, pero con la excusa de que ya era muy noche, no quiso y fui solo, y ahí pasó otra cosa que luego se las contaré.

Era ahora el último día que estaríamos en el centro de vacacionistas, yo dormía cuando siento que alguien se me encima y cual fue mi sorpresa que era mi tío, que me dice si lo acompañaba y nos dispusimos a salir a la piscina, mi tío me dijo que si lo acompañaba a cambiarse y obviamente no me negué, con la excusa de que yo también me cambiaría.

Pasamos al área de la piscina y nos dimos cuenta de que éramos los primeros, ya que eran las 7 a.m., y nuestras familias dormían, y no había ni una sola persona en la alberca, pasamos al área de vestidores, y obviamente, antes de entrar a la alberca, nos duchamos.

Estaban separadas, así que no podría ver a mi tío desnudo… pero cuando pensaba resignarme, oigo la voz de mi tío diciéndome: “Ay mis ojos” y le digo “te pasa algo tío”, me dice, “es que me cayó jabón en los ojos y mi zacate se cayó al piso, me lo puedes pasar, ya que me duele mi rodilla” (le dolía porque se resbaló el día anterior) y pues dije: “si, ya voy” cerré la llave de mi regadera y pasé a la de mi tío, y al llegar veo su pene precioso, pequeño, pero con una cabezota como un gran champiñón circuncidado asomándose en la punta, se me antojó de inmediato, pero me contuve por razones obvias, comenzaba a experimentar una erección así que le dije: “toma tío aquí esta el zacate” y lo levanté rápido antes de que abriera sus ojos llenos de jabón.

Se lo entregué y me fui, cuando salía de su regadera me agarró del brazo y me dijo, “por qué te vas tan rápido”, le dije que gracioso eres tío y nos reímos los dos, me soltó y me fui a mi regadera que goteaba mucho, esperé a que saliera de su regadera y al verlo en ese slip tan pequeño comencé a experimentar una pequeña erección, la cuál vi. que el notó, pero no me dijo nada, solo dijo: “apurémonos, ahora que el agua está calientita” con un poco de pena, me dirigí con mi tío hacia una palapa, dejamos nuestras cosas y nos echamos un chapuzón, en una de esas que me iba a echar un clavado, me resbalé y él me alcanzó a tomar de la cintura (a propósito claro está)

Me llevó al pasto, se posó sobre mí, para tratar de hacerme volver a sentir bien, yo sentía, su miembro caliente, pero aún flácido sobre mi abdomen, y cuando iba a darme respiración de boca a boca, me levanté y le dije, “estoy bien tío, gracias” y me dijo, “vamos a nadar, ¿sale?” y nadamos como una hora, aún no había nadie en la piscina, le dije “vamos a dormir otro rato, aún estoy cansado” y me dijo, “si pero vamos a quitarnos el cloro a las regaderas”

En el baño solo había tres regaderas y cuando llegamos, salía de ahí un plomero, diciéndonos que solo ocupáramos una regadera, ya que él, en unas horas regresaría a reparar las otras dos, eso dejaba solo una regadera y dos hombres… ¿qué pasaría?

Le dije a mi tío, “Báñate tú y después yo”, y él me contestó “mejor en lo que yo me enjuago, tú te enjabonas” le dije “Ok”. Pasamos a las regadera y él se desnudó de nueva cuenta, e hice lo mismo yo, después me dijo “me enjuago primero yo” y le dije “Ok”, se enjuagó y se enjabonó y cuando me estaba enjuagando, me doy cuenta que se está enjabonando su pene circuncidado con cabeza enorme, y mientras me hago que me estoy bañando observo como se frota su herramienta, haciéndola crecer hasta sus 18 cm. de gruesa carne- Yo de cotorreo le dije “si que estás caliente ehh…” y él me dijo “si, desde hace mucho no tengo un buen sexo” le dije, “yo tampoco”… “ “pues creo que ya te toca” “y nos reímos los dos.

Nos terminábamos de bañar cuando me dice “Ahora regreso” y cuando veo fue a cerrar la puerta del baño, regresa y me dice, ”déjame pasar a enjuagar”, le dije “vas pásale”, se pasó frente a mí, y nuestros cuerpos rozaron haciéndome poner a 1000, y a él también, cuando me iba a salir, dice, “ven para acá sobrino, ahora te toca ya” y le dije “si tío quiero tu lechita” y comenzamos con la acción.

El me abrazó por la espalda, dándome besos en el cuello, yo solo sentía su verga dura sobre mi culo, calentándome más, nos acariciamos por unos minutos, hasta que estábamos con erecciones, me dice “ven para acá, vamos a la bancas para unas manolas” y nos sentamos en una banquita, yo comencé con un tremendo beso en su boca, rozando su barba de 3 días sobre mi boca, haciéndolo más intenso, después dije, “ya es hora” y me agaché para mamársela, mamaba como una puta perra en celo, de arriba abajo, lamiendo su cabeza que tanto me encantaba, me dice “me vengo” y ahí me detuve, le dije, “aún no es hora tío, ahora mámamela” y así lo hizo, me dio la mamada más rica que he tenido en toda mi vida, no dejó ni un cachito sin mamar.

Después nos acomodamos en la banca en posición de perrito y como no llevábamos lubricante, utilizó jabón para “que resbale” y poco a poco metió su enorme cabeza sobre mí, yo solo gemía de placer, y con la excitación de que alguien nos fuese a descubrir, duramos como media hora así, yo gozando, cuando me dice que se va a venir y así fue.

Su rica leche quedó dentro de mi culo, después lamiéndola con una excitación tremenda para mí, le contesté, “ahora me toca a mí”, se recargó con los brazos en la banca y lo penetré bien rico, de afuera adentro, lo más rico que se puedan imaginar, fue increíble, me vine a los 20 minutos y cerramos esto con un largo y tremendo beso, nos bañamos juntos y salimos de ahí para irnos a dormir. Y así fue el resto de la semana, puro sexo en el baño.

Y ahora nos vemos en un determinado tiempo para “ayudarle” con su planos de arquitectura… eso es todo, espero comentarios.

Autor: Frank wwe_randyorton89 (arroba) hotmail.com